musica

Mi camino a la musica

Desde muy pequeño, la música fue una fuente de tranquilidad e inspiración en mi vida. Eso se lo debo a mis hermanos, que participaban en concursos de canto, además del grupo musical Selah, de temas religiosos con un estilo moderno. Recuerdo vívidamente a mis hermanas correteandose por la sala de mi casa con un disco de música de piano tocando al fondo.

Me avergonzaba el no tener habilidades sociales o para los deportes como mis compañeros en la escuela, y por eso, no les hacía público a mis padres mi deseo de aprender a tocar el piano. Fue hasta que ellos me vieron jugar con un piano en una tienda, que decidieron comprarme uno de juguete. Al ver la facilidad con la que hacía arreglos músicales, no fue necesario pedirles, ellos me ofrecieron pagarme las clases de piano.

En mi adolescencia, tocaba los teclados en la iglesia desde la edad de los catorce años. Continué tocado con algunas interrupciones por los siguientes 21 años! En esos aƱos colaboré con amigos para escribir la música de 3 musicales para la iglesia. Al mudarme a Monterrey, me uní por algunos años a El Show de Ted Williams. Cuatro de nosotros tocábamos todas las semanas en la iglesia Gran Comisión de Monterrey.